DEMANDA CRECIENTE

La creciente demanda de los servicios para móviles de tercerageneración (vídeo, voz y datos) exige a las telefónicas una mayorinstalación de equipos para garantizar la cobertura. La presión delmercado hace que las operadoras monten las infraestructuras antes deobtener los permisos.

El Ayuntamiento de Santa Coloma ordenó paralizar la instalación de unaantena en la calle de Francesc Macià porque la empresa propietaria delequipo, Telefónica Móviles, no contaba con la autorización municipal.”La compañía recurrió la decisión a los tribunales, pero el juez nosdio la razón”, explica Carmen Moraira, concejala de Urbanismo de SantaColoma.
En el municipio, tres de las 15 antenas de telefonía disponibles hanlevantado quejas entre los vecinos. Una de ellas, ubicada entre lascalles de Extremadura y Castella, ha hecho aparecer pancartas deprotesta por todo el barrio. El consistorio aclara que la estructura noemitirá hasta que obtenga los permisos. Los vecinos afectados estudiancrear una plataforma única antiantenas. Para ello, ya han intercambiadosus números de teléfono móvil.
Edificio de BadalonaelPeriodico – Los vecinos de tres barrios de Badalona y Santa Coloma de Gramenet han pedido a las administraciones municipales que retiren las antenas de telefonía móvil del barrio de Lloreda y de la calle del Progrés, en Badalona, y de la calle de Extremadura, en Santa Coloma. Aseguran que las estructuras han sido instaladas ilegalmente o no tienen todos los permisos requeridos por la ley.
Los habitantes de Lloreda han sido los más persistentes en sus reclamaciones y llevarán el caso a los tribunales en los próximos días. Estos vecinos afirman que hay más antenas instaladas en el bloque número 101 de la rambla de Sant Joan de lo que reflejan los permisos municipales. “Constan tres, pero ya han instalado otras tres sin permiso. Las llamamos antenas okupas”, protesta Josep López, presidente de la Associació de Veïns de Lloreda Nord.
 
PROBLEMAS DE SALUD

Los vecinos tienen miedo a los posibles problemas de salud que les puedan causar los campos electromagnéticos que se crean en el entorno de las antenas y aseguran que los pájaros y las palomas de la zona han huido. El ayuntamiento y las operadoras consideran exagerados los temores y aseguran que la potencia de los aparatos es inferior al límite fijado por la ley.

Aún así, el Ayuntamiento de Badalona ha reconocido que algunas instalaciones no tienen autorización para emitir y que hace pocos días acudió a los juzgados para pedir la desconexión de los equipos, usados por Orange y Vodafone. Los responsables se han curado en salud y quieren que Endesa sea la encargada de interrumpir el suministro eléctrico.
Un pequeño grupo de vecinos de la calle del Progrés también se ha quejado por el incumplimiento de la normativa de las estructuras erigidas en el 2005, según los vecinos. Tras numerosas denuncias, el ayuntamiento ha respondido que las empresas que utilizan la infraestructura (Orange, Retevisión y Movistar) están tramitando los permisos.
 
adminGeneralDEMANDA CRECIENTELa creciente demanda de los servicios para móviles de tercerageneración (vídeo, voz y datos) exige a las telefónicas una mayorinstalación de equipos para garantizar la cobertura. La presión delmercado hace que las operadoras monten las infraestructuras antes deobtener los permisos.El Ayuntamiento de Santa Coloma ordenó paralizar la instalación...Santa Coloma de Gramenet