Nuria Parlon

elpais.com – Núria Parlón cumple mañana 100 días al frente del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès), sobre el que todavía pesa la investigación de la Audiencia Nacional en el marco del caso Pretoria, en el que está imputado su predecesor en el cargo, Bartomeu Muñoz. La empresa municipal Gramepark está siendo auditada y la forma en que adjudicó obras, bajo sospecha. Hasta ahora, Parlón ha suspendido tres proyectos de Muñoz y cree que hay que “pensar las grandes transformaciones de la ciudad” y reforzar las políticas de formación y de ocupación.

Pregunta. ¿Qué balance hace de estos primeros 100 días?
Respuesta. Han sido días de trabajo muy intenso, pero a la vez muy agradecidos por el contacto con los vecinos y la energía que te transmiten a través de retos, propuestas, pero también críticas.

P. Cuando asumió el cargo hubo quien dijo que le faltaba experiencia y que eran otros los que debían asumir la alcaldía.
R. Tuve el apoyo de mi grupo municipal y de la dirección del partido. Era una apuesta por una alcaldesa joven y normalmente eso se asocia a falta de experiencia. Pero yo he demostrado mi trabajo en el tiempo que he estado como concejal. Ese apoyo que recibí es lo que me animó a asumir la responsabilidad.

P. ¿Nadie quería ser alcalde?
R. Fueron momentos complicados, porque todo se produjo de una forma imprevisible. Es un pasado que hemos de tratar con el máximo rigor y transparencia. Yo puse mis condiciones antes de asumir la responsabilidad, como trabajar de acuerdo con un proyecto y poder disponer de mi equipo.

P. Hay quien se pregunta quién manda, usted o los veteranos Mas y Fogué.
R. La alcaldesa tiene la función de liderar un proyecto, una acción de gobierno, pero necesita un equipo. Tengo buenos compañeros de viaje, como Antoni Fogué, presidente de la Diputación de Barcelona, que acumula un bagaje que no se puede despreciar. Eso no quiere decir que la alcaldesa no tenga las manos libres.

P. ¿Qué modelo de ciudad propone?
R. Hemos de tejer complicidades con el ámbito metropolitano. Hay ejes que hay que aprovechar como el Besòs y la línea 9 del metro. También el campus universitario de Torribera, de la UB, un espacio de investigación. Proyectos singulares sí, pero sin olvidar la identidad propia de la ciudad.

P. Cuando asumió el cargo, dejó en suspenso tres de los proyectos más polémicos de Muñoz.
R. Si queríamos un modelo de ciudad de consenso y pensar la ciudad, había que hacer un parón. Y eso afecta a la Ciba III y al barrio del Singuerlín, un proyecto que hay que reformular. El área residencial estratégica de Safaretjos puede ser un proyecto importante, pero hay que hacer algunos ajustes. Planificar la ciudad con prisas implica cometer errores. Nuestro trabajo ahora es diluir las dudas sobre algunos proyectos y la gestión.

P. ¿Restará poder a Gramepark, que hasta ahora hacía todo tipo de obras?
R. Según los administradores judiciales, Gramepark tiene una deuda de 65 millones. A partir de ahora se debe centrar en la adjudicación de aparcamiento y vivienda pública. Y los proyectos de ciudad se han de canalizar a través del Ayuntamiento.

P. ¿Nadie sospechó de la gestión de Gramepark, de las obras otorgadas sin concurso?
R. No, yo al menos no. Y creo que el equipo de gobierno tampoco. La interventora, en su informe sobre las cuentas de 2008, planteó la necesidad de hacer un plan de viabilidad de Gramepark. Y eso se aprobó en el pleno del día antes de la intervención de la Audiencia Nacional.

P. ¿Cómo sentó el informe negativo de la interventora, ahora relevada, sobre los presupuestos?
R. Ni bien ni mal. Ella manifestó sus reservas sobre nuestros cálculos. Hizo su trabajo. Lo que no es normal es que alguien filtre a la prensa un informe que hace referencia a una fase provisional de la aprobación de los presupuestos y extienda la sombra de la duda. Informes de este tipo se dan en muchos lugares. Pero nosotros estamos en el punto de mira.

P. ¿Cuáles son sus prioridades en esos presupuestos?
R. Garantizar las políticas de cohesión social, de formación y ocupación. También equipamientos como el teatro o la biblioteca del Singuerlín, la reorganización de calles deterioradas y pensar en el futuro para dejar la máquina bien engrasada.

adminGeneralelpais.com - Núria Parlón cumple mañana 100 días al frente del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès), sobre el que todavía pesa la investigación de la Audiencia Nacional en el marco del caso Pretoria, en el que está imputado su predecesor en el cargo, Bartomeu Muñoz. La empresa...Santa Coloma de Gramenet