ElPeriodico – ¿Qué pasará con las hipotecas todavía pendientes? ¿Los seguros se harán cargo de los daños? ¿De todos los daños? ¿Se confirmarán las ayudas prometidas por las administraciones? ¿Cuándo podrán los comerciantes reabrir sus negocios?

Éstas son sólo algunas de las muchas preguntas que no dejan de repetirse los afectados por la explosión del barrio del Fondo, una vez que empiezan a superar el shock por lo ocurrido y se hacen a la idea de que han perdido definitivamente sus viviendas y comercios.

fondo_zonavallada.jpg
Zona vallada frente a los edificios que tendrán que ser demolidos, ayer. Foto: Albert Bertran

Los afectados se reunieron ayer por primera vez con los abogados que han contratado para asesorarles. Éstos les han aconsejado que constituyan una plataforma para defender mejor sus derechos. “Cada afectado vive una situación diferente con necesidades distintas, por lo que hemos establecido un orden de prioridades. Lo primero es atender a los que han perdido el piso y, sobre todo, a aquellos que aún tienen hipotecas que pagar. Saber qué va a pasar con los seguros y si las ayudas que ahora nos prometen llegan de verdad”, explicó tras la reunión de ayer Emilio López, propietario de la cervecería Uno más uno, ubicada en el bajo del número 64.
 

Lista de prioridades
“Después tendremos que ver qué pasa con nosotros. No hemos perdido la casa, pero necesitamos nuestros negocios para vivir. Hemos empezado a hablar con responsables del ayuntamiento para ver las posibilidades que hay de retrasar el pago de impuestos y las ayudas que podamos obtener, porque la mayoría somos autónomos y no tenemos derecho al paro”, añadió. El Área de Promoción Económica y Comercio del ayuntamiento les ofrecerá asesoramiento sobre las posibilidades de reconversión de sus negocios y les ayudará en la búsqueda de locales.
Todos los afectados han destacado y agradecido estos días el trato que están recibiendo de las autoridades locales. Sólo esperan que las ayudas prometidas acaben confirmándose. “Queremos nuestras casas tal como las teníamos antes de la explosión. Ni más ni menos”, dicen.
El Ayuntamiento de Santa Coloma dio ayer por finalizado el dispositivo de emergencia ubicado en el centro cívico del Fondo, aunque el servicio de acompañamiento individualizado para cada familia afectada se mantendrá hasta que los damnificados sean realojados en las viviendas provisionales.
El consistorio ya dispone de una amplia lista de pisos de alquiler en la ciudad y a partir de esta semana se estudiará la vivienda más idónea para cada una de las familias, con el fin de que la semana que viene se puedan iniciar los traslados.
Hasta entonces, la mayoría de los 46 afectados seguirán alojados en un hotel en el sector de La Maquinista. El resto, como Pedro Fernández, su mujer, Cristina, y su hijo Dani (de 4 años), se han ido a casas de familiares. Reconocen que aún lo pasan mal. “Mi mujer no está tranquila ni en casa de su hermano. Tiene miedo a que el gas pueda hacer explotar el bloque en cualquier momento”, dice.

El miedo no se va
A pesar de su corta edad, el niño es consciente de lo que ha ocurrido: “Nos sorprende la madurez con que lo está viviendo. Lo único que, cuando le explicamos que tendríamos que ir a otra casa mientras nos arreglan la nuestra nos respondió: ‘Muy bien, pero que no tenga gas, por favor'”.

https://i2.wp.com/www.santako.com/wp-content/uploads/2015/07/fondo_zonavallada1.jpg?fit=250%2C162https://i2.wp.com/www.santako.com/wp-content/uploads/2015/07/fondo_zonavallada1.jpg?resize=150%2C150adminGeneral ElPeriodico - ¿Qué pasará con las hipotecas todavía pendientes? ¿Los seguros se harán cargo de los daños? ¿De todos los daños? ¿Se confirmarán las ayudas prometidas por las administraciones? ¿Cuándo podrán los comerciantes reabrir sus negocios?Éstas son sólo algunas de las muchas preguntas que no dejan de repetirse los...Santa Coloma de Gramenet