elperiodico – Los directores de la treintena de escuelas públicas de Badalona dieron ayer un ultimátum a la Conselleria d’Educació. Aseguraron que no aceptarán nuevos alumnos hasta que reciban por escrito una orden del Govern de la Generalitat que se lo exija porque su cupo de estudiantes ya se encuentra al límite de lo permitido por la ley: entre 25 y 28 plazas por aula. Los centros escolares reclamaron más profesores y recursos para asumir el incremento de estudiantes, que se ha disparado a comienzo del curso principalmente por la llegada de hijos de trabajadores inmigrantes que se han beneficiado de la reagrupación familiar.

El decreto de matriculación fija un máximo de 25 alumnos por clase, que se puede aumentar de forma excepcional hasta 28 si Educació lo cree conveniente. Pero en Badalona, y ante el incremento inesperado de estudiantes en la ciudad, la Generalitat y el ayuntamiento han pedido a las escuelas que acepten hasta 28 alumnos de forma regular –y no de forma excepcional como ocurría hasta ahora–, petición que ha sublevado a los centros.

“No estamos en contra de la matriculación de los niños, sino de una pérdida de calidad del sistema educativo. Necesitamos más recursos y también más profesores para atender el crecimiento de la demanda”, explicó Casto García, director del CEIP Josep Boada.

 

REQUERIMIENTO FORMAL
Los responsables de las escuelas pidieron a la Generalitat que les envíe por escrito la orden de aumentar la ratio de estudiantes. “No queremos aceptar más alumnos hasta que no tengamos una notificación formal y por escrito. El incremento de la ratio significará un retroceso educativo”, afirmó Antoni Soriano, director del CEIP Lola Anglada. Educació confirmó ayer que en los próximos días entregará la solicitud a todas las escuelas de la zona para que aumenten su capacidad de admisión y afirmó que no lo ha hecho hasta ahora porque todavía no ha completado el trámite administrativo.

Muchos de los inscritos fuera de plazo son latinoamericanos y chinos. Estos últimos, que han desbordado las escuelas de Santa Coloma de Gramenet en las últimas semanas, son quienes más dificultades tienen en su integración y suelen permanecer más tiempo en las aulas de acogida para llegar a dominar el catalán. “Necesitamos más profesores y más material adaptado para estos niños, porque no pueden tener los mismos libros que los estudiantes de aquí”, afirmó Maite Carbó, tutora de un aula de acogida del CEIP Can Peixauet, de Santa Coloma de Gramenet, que recibió ayer a nueve estudiantes nuevos.

 
 

TRES AULAS EN UNA
Los directores de las escuelas de Badalona calculan que unos 400 niños se han inscrito fuera de plazo este curso, cifra superior a la de otros años, y aseguran que algunos colegios tienen lista de espera de hasta 20 personas. La conselleria, no obstante, aseguró que solo nueve estudiantes no tienen asignada aún una plaza en el municipio.

Para resolver el problema de forma temporal, el ayuntamiento y la Generalitat estudian crear tres aulas cíclicas, una especie de curso improvisado que agrupa a alumnos de varias edades sin plaza. Los barrios de Montigalà, Llefià y Bufalà son los que albergarán este tipo de aulas provisionales, según explicaron los directores de escuela. “Se ha planteado crear una clase para niños de P-3, P-4 y P-5 durante un curso. Pero nosotros estamos en contra de esta medida porque creará alumnos de primera y alumnos de segunda”, aseguró Susana Sotelo, miembro de una asociación de padres.

La saturación de alumnos ha llegado esta vez a centros que nunca antes habían tenido problemas con las inscripciones fuera de plazo. “Hemos recibido 16 este año, la mayoría latinoamericanos, y creemos que llegarán muchos más”, vaticinó una directora afectada.

adminGeneralelperiodico - Los directores de la treintena de escuelas públicas de Badalona dieron ayer un ultimátum a la Conselleria d'Educació. Aseguraron que no aceptarán nuevos alumnos hasta que reciban por escrito una orden del Govern de la Generalitat que se lo exija porque su cupo de estudiantes ya se...Santa Coloma de Gramenet