La célula islamista desarticulada facilitó la huida de algunos terroristas del 11-MLa sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dejado hoy en libertad a nueve de los 12 procesados relacionados con la célula islamista con base en Santa Coloma de Gramenet que fueron juzgados, junto a otros dos procesados que ya están en libertad, entre el 23 de febrero y el 13 de marzo.

Los procesados, detenidos en la operación Tigris (2005) y en su continuación, la operación Amat (2007), están acusados de ayudar a huir a implicados en la matanza del 11-M y de financiar a Al Qaeda.

El tribunal ha decidido la puesta en libertad de nueve procesados, dado el estado de las deliberaciones, ante la posibilidad de que alguno de ellos quede absuelto o que la condena que les sea impuesta sea inferior a la solicitada por la fiscalía o que hayan cumplido ya la mitad de la pena que les vaya a recaer, lo que permite su excarcelación ante un eventual recurso ante el Supremo.

No obstante, la sección segunda, que ha citado a los procesados para el 2 de abril (presumiblemente para notificarles la sentencia), les ha impuesto la obligación de designar domicilio y comparecencias semanales ante la Sala.

El presunto líder de la célula, libre
Los nueve acusados a los que la Audiencia ha dejado hoy en libertad son: Kahled Abidi, el presunto líder del grupo, para el que la fiscalía pedía 14 años de cárcel; Tarek Hamed Hamu, Driss Belhadj y Yagoub Guemereg, que se enfrentaban a 9 años; Said El Mazmouzzi y Ridouane El Ouarma (7 años) y Bilal El Saiti, Mustafá Mohamed Abdeselam y Abdelmalik Abselam Amak (6 años).

Poco antes de que el juicio quedara visto para sentencia, la fiscala Dolores Delgado retiró la acusación por delitos de terrorismo a dos de los 14 acusados, Aomar Hamed y Abdelbarie Dahane, aunque a este le mantuvo su petición de 2 años de prisión por un delito contra la salud pública y rebajó su petición de pena a otros tres.

Al inicio de la vista oral, la fiscala propuso a las defensas de los 14 acusados una reducción de la petición de las penas de cárcel si estos reconocían los hechos, pero finalmente no alcanzaron un acuerdo, y Delgado retiró su oferta.

La red Tigris tenía su centro de actuación en Santa Coloma, en la llamada Fortaleza de los Guerreros, situada en la calle de Sant Francesc. Allí, según la fiscalía, “se captaba, adoctrinaba y se preparaba a los yihadistas para la comisión de acciones terroristas” y se prestaba apoyo logístico a los que, tras haber cometido atentados, querían volver a Irak.

Noticia publicada el 24 marzo en www.elperiodico.com

https://i1.wp.com/www.santako.com/wp-content/uploads/2015/07/2008101674detenciones_dentro.jpg?fit=320%2C221https://i1.wp.com/www.santako.com/wp-content/uploads/2015/07/2008101674detenciones_dentro.jpg?resize=150%2C150adminGeneralLa sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dejado hoy en libertad a nueve de los 12 procesados relacionados con la célula islamista con base en Santa Coloma de Gramenet que fueron juzgados, junto a otros dos procesados que ya están en libertad,...Santa Coloma de Gramenet